Si “enferma” mi ordenador, yo también

Los ordenadores nos han facilitado la vida de una manera que no se puede creer. Gracias a ellos podemos hacer trabajos que antes eran imposibles. De hecho, gracias a ellos han surgido profesiones, como la de los informáticos. Sin embargo, los ordenadores también nos pueden traer más de un dolor de cabeza. Si el sistema operativo es atacado por un virus, pues nos ponemos como locos.

Un virus informático es un malware (software dañino) que tiene como fin trastornar el funcionamiento de un ordenador sin la aprobación del usuario. Habitualmente, los virus toman el lugar de archivos ejecutables, es decir, los sustituyen por otros infectados con igual código. Aunque hay virus poco agresivos, cuyas consecuencias no son graves, hay otros que pueden eliminar ¡TODOS! los datos del ordenador. Como para infartar, ¿verdad?

Los virus informáticos frecuentemente se propagan a través de un software, es decir, no se replican a sí mismos porque no tienen esa propiedad (que sí tiene el gusano informático). Los virus son muy perjudiciales y varios tienen, además, una carga perjudicial con diferentes objetivos, los cuales pueden ir desde una simple broma hasta propiciarle al sistema daños irremediables.

Nada, que cuando enferman nuestros ordenadores, enfermamos nosotros también, ¿verdad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *